filamento reciclado con nitrógeno líquido

 

En la impresión 3D doméstica, se tienen que tener en cuenta también las consideraciones ecológicas, sobre todo para el uso de plásticos ABS.

 

En los últimos años, ha tomado fuerza el reciclaje de plástico, utilizando dispositivos como el Filastruder, Filabot y la extrusora de filamento Lyman. La mayoría de las extrusoras de plástico disponibles pueden convertir pequeños trozos de plástico en filamento. La fuente ideal de material sería la reutilización de viejos objetos impresos en 3D, y también el uso de otros residuos domésticos como botellas de plástico.

 

A diferencia del plástico ABS, es más interesante la utilización de plástico biodegradable PLA (ácido poliláctico), ya que está derivado de recursos renovables como el almidón de maíz y la caña de azúcar.

 

En este artículo proponemos una idea interesante y divertida, sobre todo para los entusiastas del “hágalo usted mismo” e incluso para profesores, como práctica en las aulas, que es moler plástico PLA ya utilizado en una licuadora doméstica común. Este plástico ha sido enfriado previamente mediante nitrógeno líquido, bajando su temperatura por debajo de su punto de transición, para transformarlo en un material quebradizo.

 

El mezclador utilizado en este caso, es una licuadora Magic Bullet de 250 w, menos potente que las habituales de uso doméstico.

 

El primer paso de este proceso es enfriar el plástico sumergiéndolo completamente en nitrógeno líquido. Una vez enfriado y retirado cuidadosamente, se coloca el plástico en la licuadora, moliéndolo durante alrededor de cinco minutos, hasta alcanzar una consistencia fina, adecuada para las extrusoras de filamento.

 

Los polímeros procesados mediante este sistema deben ser picados y mezclados a un tamaño adecuado para las extrusoras de filamento.

 

En esta imagen se puede ver una comparativa de los gránulos reciclados con los comerciales.

 

impresion 3d - revista de ingenieria

 

Los de plástico de color verde están triturados por la licuadora, pero sin tamizar; el azul y púrpura ha sido tamizado, y el rojo son los gránulos de plástico disponibles comercialmente.

 

En esta muestra, los trozos grandes de plástico verde, deberían de ser reprocesados nuevamente, mientras que los de color azul y púrpura pueden ser utilizados en las extrusoras sin mayor dificultad.

 

Fuente: 3D Printing Industry

 

Traducción realizada y adaptada del original por Jesús Ramón Elizondo Ruiz

@elizondoruiz