vibrador de código abierto

 

Orgasmos a la medida gracias al juguete sexual más tecnológico y personalizable que hayamos visto.

Los juguetes sexuales se ponen cada vez más tecnológicos. Hace poco descubrimos un generador de dildos para impresión 3D y ahora nos encontramos con un vibrador programable, llamado The Mod.

 

Se encuentra en campaña en Indiegogo, en donde se define como "el vibrador personalizable" de "exploración tecnosexual". Porque no a todos nos gustan los mismos tipos de vibraciones, y hay un ritmo para cada situación, ¿cierto?

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE THE MOD Y OTROS VIBRADORES?

 

Este juguete sexual está basado en un software de código abierto, que permite crear "patrones de vibración" y definir otros aspectos. De esta forma, puedes decidir cómo quieres que The Mod se comporte, pues el sistema también te deja decidir con respecto a sensores y controladores.

 

Desde la página oficial es posible descargar programas para el vibrador. Si no sabes nada de programación, el sitio cuenta con una "biblioteca" de software para que cada usuario cree patrones personalizados. ¿Vibraciones suaves, más fuertes, una combinación de diferentes intensidades? Todo es posible.

 

vibrador código abierto

 

Lo interesante es que el vibrador se puede programar a gusto personal. Tiene tres motores independientes (no uno ni dos, ¡tres!). La batería se recarga vía USB y dura varias horas.

 

The Mod cuenta con un videochat: se procesa la imagen de la cámara web (mientras más se mueve, el vibrador responde con vibraciones más profundas). También presenta un sensor de latidos del corazón, lo cual puede ser útil y divertido para medir qué tan excitado está el otro.

 

Pero lo más interesante tal vez sea lo relacionado con su control Arduino, que establece un vínculo entre otros dispositivos y el vibrador. Los usuarios tienen la oportunidad de ponerse creativos con los sensores de The Mod en involucrar cualquier tipo de objeto con la experiencia, incluso hacer que el juguete reaccione a determinados sonidos.

 

Sí, este vibrador es lo más friki que hayamos visto últimamente, pero es programable y es de código abierto. Me encanta que los programadores, que los tecnófilos, dediquen tiempo y esfuerzo a crear sex toys.

 

 

 

Fuente: Belelu