televisores de plasma

 

Era la mejor tecnología que existía en cuanto a calidad de imagen, pero desaparece desplazada por la LCD.

 

Ya en el CES 2014 nos hicimos a la idea de que los televisores plasma iban a decirnos adiós. Tras el anuncio de Panasonic y su cierre de la fábrica de paneles plasma, el anuncio oficial de Samsung de que dejaría de fabricarlos y el olvido de LG por esta tecnología, ya podemos comunicar que la tecnología plasma ha muerto. ¿Por qué? 

 

LOS TV DE PLASMA Y SU CALIDAD DE IMAGEN

 

Los televisores plasma siempre han ocupado los puestos más altos de calidad de imagen en los sitios webs más reputados, superando sin excepción a los mejores LCD en los últimos 10 años. Y, aunque la calidad de imagen de las LCD ha aumentado a un ritmo vertiginoso, acercándose a las bondades de las plasma, sólo las mejores han estado cerca de la calidad que ofrecen dichos paneles.

 

plasma lcd

 

El nivel de sus negros, su refresco y forma de mostrar las escenas (refresco de los televisores LCD vs Sub-Field Drive Rate en los plasma), ángulos de visión, contraste, saturación y fidelidad de color... los atributos básicos que definen la calidad final del panel siempre han sido históricamente mejores en un TV de plasma.

 

El único punto en el que flaquean las plasma es en brillo máximo, algo irrelevante en nuestro hogar ya que habitualmente vemos películas a oscuras, a poca luz ambiente o aunque sea de día, el sol no incide directamente en ellas.

 

Pero es algo que marca la diferencia en las tiendas, ya que allí todas los televisores están al máximo brillo y con un contraste elevado que da la sensación para los menos entendidos de verse "mejor". No se ve mejor, sólo es más atractivo el panel única y exclusivamente en esa condición de alta luminosidad, que nunca se repetirá en la vida útil de nuestro televisor.

 

plasma lcd

 

Pero muchos clientes escogen los televisores de esta manera, donde los LCD están en la situación optima, a su máximo brillo y contraste y sin mostrar fondos oscuros.

 

Hoy en día, aunque los mejores televisores 4K LED se acercan mucho al nivel de los plasma, siguen sin tener esos negros tan oscuros y profundos, ni ese contraste tan elevado ni por supuesto, el detalle y definición en los colores en las escenas más oscuras. Pero claro, cada año que pasa se acercan más y más a la calidad del TV de Plasma.

 

TV DE PLASMA: ¿POR QUÉ HAN MUERTO?

 

Tienen mejor calidad de imagen, aunque los LCD se estén acercando. ¿Por qué han muerto entonces?

 

El dinero

 

Para una empresa es lo más importante, es el principal motor de toda tecnología. La producción en masa de los paneles LCD abarató mucho sus costes, pudiendo ofrecer cada año margenes mayores en comparación a los televisores de plasma para los fabricantes. Los fabricantes vieron un beneficio mayor en trabajar con LCD.

 

Marketing

 

Esto es lo que pasa siempre, da igual ser el mejor si tu cliente no lo sabe. ¿Cómo explicas que a igualdad de precios y con una mejor calidad de imagen no vendas más que tus rivales?

 

El marketing, cómo no. Panasonic se enfrentó a Samsung y LG, dos fabricantes con un potencial en marketing y de producción en masa tremendo, que realizaron un mejor trabajo en materia de publicidad.

 

Panasonic tuvo su oportunidad a principios del 2000 cuando los LCD eran simplemente una basura. Pero no supieron aprovecharlo, no enfocaron su marketing en las tiendas o Internet a un buen nivel. Resultando en que sólo los aficionados y expertos valorasen la calidad de sus paneles.

 

La percepción del consumidor

 

Deriva del marketing, algo que por desgracia es demasiado importante en el mercado tecnológico. Los fabricantes de LCD inundaron de publicidad positiva los pocos puntos en los que el LCD era superior a los TV de plasma, como el consumo.

 

plasma - lcd

 

Los plasma consumen bastante más energía que un televisor LCD, pero si esos números los traducimos a euros nos sorprenderíamos de la baja cantidad extra que es. ¿Merece comprar un televisor con una calidad de imagen menor por ahorrar unos pocos euros al mes? La visión del consumidor es que un plasma consume como 3 hornos, algo lejos de la realidad, pero gracias al marketing de los LCD y el mal hacer de Panasonic.

 

Las tiendas favorecen la tecnología LCD

 

Lo mismo ocurre en las tiendas de electrónica, donde la iluminación es altísimo y los LCD están configurados con un brillo máximo y un contraste absurdo, que luciría horrible en el salón de tu casa, pero que en la tienda resulta más atractivo.

 

Los televisores plasma necesitan un gran tamaño, y es fácil ver televisores de 60 pulgadas a un precio muy bajo, pero hace años nadie quería televisores tan grandes por lo que se decantaban a los LCD de 32".

 

Son dos aspectos que a los entendidos les parecerán ridículos, pero han sido las armas de los fabricantes LCD y han dado resultado.

 

Medio ambiente

 

Con las presiones de los gobiernos, el reciclaje y los certificados de consumo etiquetados en los televisores los plasma tuvieron otro duro golpe. Las pantallas plasma son muy poco amigables con el medio ambiente, el gas empleado en su fabricación es bastante más nocivo que el CO2. La unión europea, sin ir más lejos, puso bastantes trabas para su distribución, haciendo que la tecnología fuese mucho menos atractiva para los fabricantes.

 

La competición

 

Samsung y LG son muy fuertes y desde que se decantaron por los LCD lograron producir una gran cantidad de televisores LCD a precios muy competitivos sin casi margen para inundar el mercado con su tecnología, disputando el dominio que supuestamente pudo haber tenido Panasonic debido a que hace 10 años sus televisores eran indudablemente mejores que los LCD.

 

Samsung también ha fabricado hasta hacer poco televisores plasma, es más, ha realizado una de las mejores del mundo; pero está claro que le beneficiaba más el desarrollo y venta de televisores LCD.

 

4K FUE LA PUNTILLA QUE MATÓ EL PLASMA

 

plasma lcd

 

Panasonic ya estaba sufriendo perdidas, que se agravaban a cada ejercicio fiscal. Además, Sony y compañía comienzan a presentar televisores de alta resolución. Algo que los consumidores históricamente siempre han agradecido con sus bolsillos, aunque el beneficio real no sea tan grande en muchos casos (cámaras por ejemplo).

 

El problema es que desarrollar televisores 4K con paneles plasma supondría a Panasonic un desembolso muy grande que, por desgracia, no pueden acometer.

 

La buena noticia es que, aunque nos tengamos que despedir de los televisores de plasma, los LCD cada vez son mejores, y en unos pocos años tendrán la misma calidad que los mejores plasma, con todos los beneficios de los LCD, tanto para consumidores como para fabricantes.

 

Fuente: Hipertextual