Piedras de granito para Curling

 

Para la fabricación de piedras de curling, se utiliza un granito especial de grado fino sin contenido de cuarzo, lo que le confiere una resistencia a los impactos tres veces superior al granito normal.

 

En una cantera se obtienen grandes trozos que son cortados con anillos abrasivos de partículas de diamante. Estos trozos son a su vez cortados con brocas de corona de diamante en forma circular. En su procesado final se les realiza un agujero de 16 mm. de diámetro en su centro para enroscar, al final de todo el proceso de fabricación, una empuñadura de plástico.

 

La forma redondeada de la piedra de curling se consigue mediante torneado. En la base, y en una cavidad realizada al efecto, se coloca una pieza de un granito escocés especial de un grano extrafino, unida con epoxi, que alargará la vida de la piedra de curling. El lateral de la pieza es tratado con cuentas de vidrio para que el lateral no se astille al golpearse con otras piedras. Finalmente, la piedra es frotada con lija de grano grueso para mejorar su tracción sobre el hielo. El peso final de una piedra de curling es de unos 18 kg. de peso.

 

NOTA: Si te ha gustado nuestro vídeo, y no estás suscrito a nuestro canal en Youtube, puedes hacerlo pulsando sobre la siguiente imagen:

 

¡¡¡ Hay muchos más !!!

Canal de Youtuve Revista de Ingeniería

¡¡¡ Muchas gracias !!!