imágenes misión rosetta philae

 

Tras diez años viajando por el Sistema Solar, este miércoles, 12 de noviembre, la sonda Rosetta llegó por fin a su destino, el cometa 67P Churyumov-Gerasimenko.

 

Tras muchos cálculos y kilómetros para alcanzar el cometa y seleccionar el punto idóneo, los ingenieros de la Agencia Espacial Europea celebraban ayer el módulo Philae sobre la enorme roca para analizar el cometa. Una maniobra que no estuvo falta de incidentes e imprevistos.

 

El objetivo ahora es estudiar la composición y elementos de 67P para conocer algo más sobre los orígenes del Sistema Solar y las claves de la aparición de la vida en la Tierra. Los cometas que se mueven por el espacio se consideran los cuerpos más antiguos del universo, por lo que podrían tener información sobre sus primeros momentos de vida. Además, los científicos creen que pudo ser un cometa el que trajese a nuestro planeta las bases moleculares orgánicas que dieron como resultado la vida terrestre.

 

Tras una década de trayecto, y muchos más años de cálculos y preparaciones, este 12 de noviembre era el momento clave. Rosetta subiría a la Humanidad a bordo de un cometa por primera vez en la historia. Desde el instante en el que Philae tocó tierra hasta que la sede de la ESA recibió la confirmación, se vivieron minutos de tensa espera que terminaron entre aplausos, abrazos y risas. El éxito era innegable, aunque el futuro es aún incierto.

 

Mientras, allí arriba, Rosetta, Philae y 67P escenificaban la escena nunca vista. Estas son las imágenes que deja la misión.

 

El recorrido de Rosetta en estos 10 años. En blanco se ve el largo camino que ha hecho la sonda. Tantas vueltas no son en vano: Rosetta ha aprovechado tres veces la fuerza gravitatoria de la Tierra y una vez la de Marte para impulsarse hacia su destino:

 

 

La etapas de un largo viaje. La ESA ha publicado esta infografía en la que se siguen las etapas del viaje seguido por Rosetta desde que despegó el 2 de marzo de 2004:

 

 

Rosetta se acerca al cometa 67P. El cometa 67P Churyumov-Gerasimenko, desde una distancia de 285 km. el pasado 3 de agosto. La sonda europea Rosetta se encontró con él tras un viaje de diez años. Fue la primera nave en la historia que se encontró con un cometa:

 

 

Un lugar para aterrizar muy estudiado. El pasado lunes 15 de septiembre se fijó el denominado “punto J” de aterrizaje para el módulo Philae de la sonda Rosetta. El lugar elegido ocupa una superficie de un kilómetro cuadrado, y se encuentra en la cabeza del cometa, sólo a 4 km. de su extremo exterior y fue considerado como el más idóneo de los cinco que habían preseleccionado los expertos:

 

 

¡Adiós, Philae! La sonda europea Rosetta fotografía a Philae justo después de soltarlo sobre el cometa a una distancia de 22 kilómetros. El lugar del aterrizaje se seleccionó teniendo en cuenta criterios como la iluminación del Sol, el relieve del terreno, la temperatura del cometa, la presión o la densidad del gas que rodea su núcleo o su velocidad de rotación:

 

 

Rosetta y Philae. El módulo de aterrizaje Philae, cuando aún estaba acoplado a Rosetta:

 

 

El módulo se separa de Rosetta. Fotograma de la animación del módulo Philae mientras se separa de Rosetta y desciende sobre la superficie del cometa 67P. El módulo Philae siguió “vivo” en la dirección correcta hacia el cometa 67P Churyumov-Gerasimenko:

 

 

Philae sigue su camino en dirección al cometa. Este fotograma de la animación del módulo Philae mientras se separa de Rosetta muestra cuando desciende sobre la superficie del cometa 67P. Se espera que Philae pueda ofrecer información valiosa a los científicos durante cuatro meses:

 

 

El cometa 67P, de cerca. El cometa visto desde una distancia aproximada de 3 kilómetros. La zona del aterrizaje fue fotografiada por ROLIS, una cámara con un sensor del tipo CCD en miniatura localizada en la parte superior de la sonda y orientada hacia abajo que operó durante la fase del descenso y tomó imágenes del lugar del aterrizaje y sus alrededores:

 

 

La ESA aterriza por primera vez en un cometa. El módulo Philae de la ESA se posó sin problemas sobre la superficie helada del cometa 67P, siete horas después de haberse separado de la sonda madre Rosetta:

 

 

La Humanidad aterriza en un cometa. Imagen de la sala de control de la ESA donde se ve a los empleados, de izquierda a derecha, Fred Jansen, Stephan Ulamec, Andrea Accomazzo, DLR Jens Biele y Elsa Montagnon esperando noticias de Philae. La señal que marcaba el éxito de la operación tardó una media hora en llegar a la Tierra desde el cometa:

 

 

La cara del éxito. El equipo de control rebosaba de júbilo al comprobar que el aterrizaje se había producido con éxito. Durante las horas siguientes se fueron conociendo algunos detalles sobre la maniobra, pero en ese momento, la celebración inundó la sala:

 

 

“Arrival” de Vangelis. Autor de las partituras originales de películas como Blade Runner o Carros de Fuego, el compositor griego Vangelis recibió de la ESA el encargo de componer la banda sonora para la misión de Rosetta. Las tres piezas creadas para la ocasión pueden escucharse en el canal de la agencia en Youtube:

 

 

Philae, sana y salva. Imagen enviada por la sonda Rosetta en la que puede verse al módulo Philae sobre el terreno:

 

 

Philae abandona la sonda Rosetta. Philae, durante los primeros minutos de descenso hacia el cometa (ESA):

 

 

La superficie del cometa. Imagen captada el 23 de octubre por la sonda Rosetta (ESA):

 

 

La primera panorámica desde el cometa. Philae no pierde el tiempo, y ya ha enviado la primera imagen panorámica desde las superficie de un cometa. Es una imagen sin procesar que muestra una vista de 360 grados en torno al punto de aterrizaje:

 

 

El cometa 67P fotografiado desde la Rosetta. Imágenes captadas por las cámaras NAVCAM a 9.7 kilómetros de distancia (ESA):

 

 

 

 

 

 

Fuente: El Confidencial