robot quirúrgico

 

Un equipo de ingenieros y cirujanos andaluces, en su mayor parte de Córdoba, está desarrollando el prototipo del primer robot quirúrgico español con visión 3D, que ya ha superado con éxito la primera demostración.

 

Este equipo aportará importantes ventajas frente a los sistemas tradicionales de cirugía laparoscópica, gracias a sus novedosas especificaciones técnicas, resultado de la colaboración entre el sector público y la empresa privada.

 

Según ha informado el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic), que coordina el proyecto junto a la Universidad de Córdoba (UCO), el cirujano podrá operar sentado frente a una pantalla con visión 3D, empleando unas gafas y no dentro de una consola -única solución que ofrece el mercado actualmente-, por lo que podrá controlar todo lo que acontece en el quirófano. Este sistema en 3D aumentará la confianza del cirujano, ya que la visión del campo quirúrgico será similar a la que se tiene en la cirugía abierta convencional.

 

La robótica ha constituido una revolución en el campo de la cirugía mínimamente invasiva y el reto actual se centra en desarrollar equipos más manejables, de uso más simple y coste-efectivos para los sistemas sanitarios.

 

El diseño de este robot pretende ofrecer una herramienta adaptable que el cirujano pueda personalizar en función de las necesidades de cada intervención. De este modo, constará de tres brazos robóticos, que podrán trabajar, tanto de forma coordinada, como por separado. Para ello estarán soportados por una estructura metálica poco voluminosa, inalámbrica y fácil de mover, esencial en caso de que la intervención se reconvierta a cirugía abierta.

 

Los brazos contarán con interfaces de usuario intuitivas, reduciendo así el tiempo de aprendizaje. Además, el sistema no requerirá una calibración -tarea de ajuste de los brazos para que conozcan la localización del punto de entrada-, dado que este tipo de tareas alarga el tiempo en el que el paciente está bajo anestesia.

 

Otra de las ventajas del prototipo corresponde a los mandos con los que operará el especialista. Estos emularán la instrumentación de laparoscopia, lo cual facilitará su aprendizaje. El robot también estará dotado de un sistema -adaptado e integrado por Tecnalia- que emulará sensaciones táctiles en los mandos para ofrecer al cirujano información de interés, una característica esencial ya que aumenta la percepción sensorial del especialista al operar.

 

PROYECTO BROCA

 

El proyecto Broca, responsable del desarrollo del prototipo, está dirigido por el Imibic y fue concedido por el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco) en 2012 a la UCO a través del procedimiento de Compra Pública Precomercial y su financiación asciende a 1,8 millones de euros. Estos fondos proceden en un 80% de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder) y en un 20% del Mineco.

 

En el desarrollo del prototipo participa la sanidad pública a través de los cirujanos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, que actúan como asesores del equipo de ingenieros. Para el desarrollo técnico del robot, la UCO ha adjudicado el proyecto al centro privado de investigación aplicada Tecnalia (División de Salud) que, junto con el grupo de Robótica Médica de la Universidad de Málaga (UMA) e ingenieros de la UCO, se encargan de los desarrollos técnicos. Por su parte, el centro de investigación sanitaria Imibic coordina el proyecto.

 

Las instituciones y empresas implicadas han formado un grupo multidisciplinar de profesionales que, hasta diciembre de 2015 -fecha de culminación del proyecto-, compartirán conocimientos y aprovecharán sinergias para finalizar este prototipo.

 

Broca es un proyecto pionero porque ha integrado al personal sanitario desde el inicio. Así, los cirujanos del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba asesoran al equipo de ingenieros sobre las necesidades que el robot debe cubrir. En concreto, colaboran todos los responsables de las unidades de gestión clínica de Cirugía General, Cirugía Torácica, Cirugía Cardiovascular, Ginecología, Pediatría y Urología de este centro sanitario cordobés.

 

También participa el Departamento de Informática y Análisis Numérico de la UCO, que coordina lo referente a visión artificial. Por otra parte, el diseño general de la arquitectura, el desarrollo del software, los sistemas de seguridad y comunicaciones, diseño y desarrollo del instrumental y el control de los brazos robóticos corre a cargo de Tecnalia y la UMA.

 

Broca fue el primer proyecto de compra pública precomercial en el campo de la biomedicina en España, una nueva modalidad contractual impulsada por el Ministerio de Economía y Competitividad y los Feder para favorecer el desarrollo de nuevos productos tecnológicos de la mano de la empresa privada. El objetivo de este modelo de contratación es reforzar el papel de las administraciones públicas como impulsoras de la innovación empresarial.

 

En este caso, la UCO consiguió la financiación para llevar a cabo este proyecto pionero en el que la dirección científica del Imibic y la colaboración del Hospital Universitario Reina Sofía han sido claves. Cuando finalice el proyecto, este prototipo de robot será entregado a la UCO, que iniciará el proceso para su futura comercialización.

 

IMIBIC

 

El Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) es uno de los 18 institutos acreditados en España para la investigación sanitaria por el Instituto de Salud Carlos III. El Instituto es un espacio de investigación multidisciplinar en el que trabajan conjuntamente científicos procedentes del ámbito universitario y sanitario para la mejora de la salud de los ciudadanos y el desarrollo social y económico de la provincia de Córdoba.

 

Fue creado en 2008 a partir de un acuerdo entre la Consejería Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía y la Universidad de Córdoba.

 

Fuente: Europa Press