impresión 3d en cemento pabellón bloom

 

La impresión 3D es otro de los campos que estamos viendo crecer de una forma importante, a muchos niveles. Crear piezas o elementos pequeños ya nos parece hasta normal, otra cosa muy distinta es que se decidan a crear edificios y casas con la inyección de nuevos materiales.

 

La verdad es que no nos pilla de sorpresa, recientemente hemos visto a robots creando estructuras para casas, imprimir casas en China como el que hace barras de pan, incluso crear un edificio con sus cinco plantas. Ahora le toca el turno a la Universidad de Berkeley, que nos quiere enseñar su prometedor trabajo de impresión.

 

El equipo de la Universidad, capitaneado por el arquitecto Ronald Rael, ha mostrado un sistema para crear estructuras de gran tamaño, único y asequible, basado en la impresión 3D. El nombre que le han puesto al resultado, “Pabellón Bloom”, y lo podéis conocer mejor en el siguiente vídeo:

 

 

Para la concepción de la singular estructura compuesta de bloques, se utiliza principalmente cemento en polvo - seco -, mezclado con polímeros y fibras que le dan rigidez y flexibilidad. Parece que lo más interesante del asunto está en esa fórmula secreta, también en la alta definición que pueden conseguir con las impresoras 3D.

 

En total, tenemos 840 bloques personalizados para la zona donde van a descansar - también numerados -, y si nos fijamos bien en alguna de las imágenes más cercanas, existe una unión física entre cada bloque, basada en tornillos y tuercas.

 

La idea es que Bloom pueda ser desmontado y transportado a otros lugares, por eso no se ha fijado con otros materiales adhesivos.

 

construcción con impresoras 3D

 

Bloom tiene una altura de 2,8 metros, y una base con una anchura de 3,7 metros. Para la creación de cada pieza se han utilizado hasta once impresoras 3D Systems, durante un año de trabajo.

 

Como podéis apreciar en las imágenes, las formas que se pueden conseguir no son muy limitadas, atreviéndose con diferentes curvas que le dan un diseño atractivo, además de dejar pasar la luz a través de los bloques. En Bloom se puede apreciar un motivo floral tailandés, que es el lugar donde va a ir a parar la estructura.

 

Fuente: Xataka