cadena de suministro

 

La Cámara de Comercio de Atlanta reúne trimestralmente a importantes empresas del sector de la logística como Delta Air Lines, Manhattan Associates o Norfolk Southern, para discutir las tendencias que afectan a la industria.

 

Recientemente, el grupo se reunió en el Georgia Tech Manufacturing Institute para examinar de primera mano como las impresoras 3D pueden impactar en la cadena de suministro.

 

Con las posibilidades “instantáneas” de fabricación que ofrece la impresión en 3D, todo el mundo está pensando cómo aprovecharlas en su beneficio. Ingenieros como el Dr. Chip White del Georgia Tech School of Industrial Systems and Engineering, han declarado que empresas como McDonalds podrían optar por la impresión en 3D de los juguetes Happpy Meals, para ofrecer a los niños los modelos que realmente quieren.  Ha destacado además que en algunos edificios públicos, como en el caso de una biblioteca en Baltimore, se ha instalado una impresora 3D para que la gente pueda imprimir lo que quiera.

 

Pero la impresión 3D es una forma completamente diferente de la fabricación, que puede afectar drásticamente el sistema de cadena de suministro. En el sector industrial, las impresoras 3D suelen emplearse para hacer prototipos ya que esta tecnología a día de hoy no permite llevar a cabo una producción en masa.

 

Sin embargo, con el tiempo la impresión en 3D permitirá una fabricación más ágil y más capaz de reaccionar a las demandas de los clientes. Esto significa que habrá menos trabajo en el proceso y menos obsolescencia del inventario existente. Aunque el costo por unidad puede ser más alto, con una memoria reducida y un producto menos anticuado, los costos totales del sistema de cadena de suministro puede ser menores que el de las cadenas de suministro de fabricación

tradicionales.

Según los expertos, las impresoras 3D permiten que los productos se hagan cerca del lugar donde se encuentra la demanda, reduciendo los costes. Los fabricantes, en lugar de hacer productos basados ​​en las demandas previstas, podrán fabrican en base a la demanda en tiempo real. Esto se traduce en menores tiempos de entrega desde el pedido hasta la entrega. “La cadena de suministro será mucho más flexible para dar cabida a los aumentos repentinos de la demanda de productos”, dijo el Dr. White.

 

Fuente: Imprimalia 3D