Este tipo de gafas constan básicamente de un objetivo, un dispositivo electrónico llamado intensificador de imagen, un ocular y una batería.

 

La luz reflejada por cualquier objeto penetra por el objetivo y alcanza el intensificador de imagen. En éste, los fotones inciden sobre un fotocátodo y son transformados en electrones que, merced a la diferencia de potencial proporcionada por la fuente de energía, son acelerados y proyectados sobre el ánodo del intensificador. Éste no es otra cosa que una pantalla fosforescente sobre la que los electrones forman la imagen, que se aprecia nítida y en tonos verdosos al mirar a través del ocular. Algunos equipos cuentan con luz infrarroja para ver en la oscuridad total.

 

NOTA: Si te ha gustado nuestro vídeo, y no estás suscrito a nuestro canal en Youtube, puedes hacerlo pulsando sobre la siguiente imagen:

 

¡¡¡ Hay muchos más !!!

Canal de Youtuve Revista de Ingeniería

¡¡¡ Muchas gracias !!!