easybots de asti para el grupo psa

 

Estos nuevos sistemas, están formados por vehículos de guiado automático con tecnología RFiD, que permite establecer las paradas e incluso varirar los comportamientos del vehículo.

 

El Grupo PSA  ha instalado en el centro de producción, que el grupo posee en Sochaux, un sistema de “EasyBots“ , para realizar el suministro automático “Just In Time” de componentes a la línea de montaje.

 

Los sistemas EasyBots están formados por unos AGVs o vehículos de guiado automático, caracterizados por la sencillez. De este modo, en el AGV se instala una antena magnética capaz de detectar la ruta, para así poder desplazarse a lo largo de ella y completar el trayecto.

 

Para esta aplicación, se ha elegido un “EasyBot“  tractor para el arrastre simultáneo de cuatro carros de “kitting”con una capacidad de transporte de 100 kilos, y un sistema de enganche de carros también automático.

 

Este sistema, aunque permite establecer una ruta fácilmente, no determina los puntos de parada donde el vehículo deberá depositar o recoger las cargas que transporta.

 

Para marcar estas estaciones, al vehículo se le ha equipado con tecnología RFiD, que mediante tags preprogramados y situados en puntos estratégicos del trayecto, permite establecer las paradas e incluso variar los comportamientos del vehículo en términos de velocidad, de seguridad o de enganche automático en función de la zona que atraviesa en cada momento.

 

Otro aspecto fundamental, en este tipo de soluciones reside en la seguridad, ya que, al no depender su funcionamiento de la intervención de operario alguno, estos “EasyBots” deben estar equipados con unos sistemas de detección adecuados con el objetivo de evitar cualquier accidente.

 

En esta ocasión, los AGVs cuentan con un láser de seguridad que permite identificar cualquier obstáculo que se sitúe en su camino. De este modo, al detectar el obstáculo, el vehículo reduce su velocidad llegando a detenerse totalmente al alcanzar una distancia mínima y preprogramada de seguridad, sin llegar a entrar en contacto.

 

Como medida de seguridad última y ante cualquier contingencia, el vehículo lleva incorporado un sistema de parada de emergencia que detiene al vehículo de manera inmediata tras su activación.

 

AUTONOMÍA DE MOVIMIENTOS POR BATERÍAS

 

Estos pequeños vehículos, obtienen su autonomía de movimientos por medio de un sistema de baterías, que les permite un funcionamiento continuado de hasta 16 horas, además de estar equipados con un cargador que permite la recarga de baterías mediante una simple conexión a la red.

 

Los vehículos también cuentan con un pequeño display que, bajo una codificación numérica, muestra su estado de funcionamiento sirviendo de interfaz de comunicación con el usuario final.

 

En la zona de preparación de “kitting”, se posicionan cuatro carros completos con los elementos necesarios para el ensamblaje de dos vehículos, en una estación designada para su recogida e informar al sistema de AGVs de su presencia.

 

Tras recibir permiso, los “EasyBots“  acceden a la zona de “kitting”, y al leer el tag de recogida de carros, se activa la elevación del enganche para recoger de manera automática los cuatro carros unidos entre si y transportarlos al inicio de la línea de montaje, con la posterior descarga y recogida de los carros para su incorporación a la línea de ensamblaje.

 

Los AGVs liberados de carros continúan desplazándose a lo largo de la línea de ensamblaje para recoger los carros vacíos, resultantes del fin del proceso de montaje, que se transportarán nuevamente.

 

Finalmente, gracias a este sistema, la cadena de montaje está continuamente abastecida del material necesario para el ensamblaje de vehículos, sin la intervención directa de ningún operario, siempre a tiempo.

 

Fuente: cadenadesuministro.es

 

ASTI, Automatismos y Sistemas de Transporte Interno