a88 ingeniería drones burgos

 

Por desgracia, los drones se asocian a la guerra sucia y al espionaje, pero estos vehículos aéreos no tripulados pueden tener otros muchos usos pacíficos muy útiles y rentables.

 

Nueve Restaura, empresa dedicada a la rehabilitación de edificios y restauración de patrimonio, y A88 Ingeniería y Servicios Aéreos, especialista en esta tecnología teledirigida, demostraron ayer que los multicópteros se pueden emplear en la limpieza y conservación de las iglesias reduciendo al mínimo los costes de personal, andamiajes y grúas.

 

El campo de prueba de una experiencia pionera en España fue en la mañana de ayer la fachada principal de San Lesmes, por donde se alzaron los drones para eliminar las plantas que afloran entre las piedras y ornamentos. Fueron dos aparatos: un multicóptero de 8 motores equipado con una cámara para captar la actuación de otro multicóptero de 4 motores y dotado de un innovador sistema rociador controlado.

 

Este segundo aparato se posicionaba sobre las plantas y las aplicaba un biocida sobre las hojas que se extiende a las raíces hasta  eliminar el vegetal. Aunque este primer experimento terminó con el aparato enganchado y colisionando contra el muro, cientos de fachadas, estatuas, aleros esperan a esta ingeniosa tecnología.

 

OTROS USOS

 

No es el único uso que exploran los expertos de estas dos empresas burgalesas. Roberto Lázaro, de Nueve Restaura, considera que el radio de acción de los drones es muy amplio para estudiar periódicamente las patologías y el estado de los edificios históricos sin necesidad de montar el andamio. «Pueden ser muy útiles para el trabajo de los arquitectos y aparejadores», señala Lázaro, para el que la visión cercana que permiten los multicópteros permitirá mantener edificios sin necesidad de esperar a que una cornisa o una estatua se desplome por sorpresa.

 

Fuente: Diario de Burgos