El acabado cromado se obtiene a partir del mineral de cromita extraído de minas subterráneas en Sudáfrica. Para ello se utiliza un explosivo especial, el anfo, colocado en el interior de la roca a través de agujeros realizados a profundidad con barrenas.

 

La mezcla de roca y mena de cromita obtenida se introduce en un tambor de separación con ferrosilicona, y al ser la roca menos densa que este material, sube a la superficie, quedándose la mena de cromita en la parte inferior que más tarde es procesada en ferrocromo, para fabricar acero inoxidable, o bien para su utilización en baños de cromado. Para iniciar el proceso de cromado se pulen y limpian las piezas con un baño de ácido muriático.

 

Posteriormente se realiza el enchapado con una imprimación inicial mediante electrólisis en dos baños de cobre y uno de níquel, hasta su cromado final, también por un proceso electrolítico, que deposita en la pieza una capa de cromo de 5 micras de espesor, que se pule finalmente hasta obtener el acabado brillante deseado.

 

NOTA: Si te ha gustado nuestro vídeo, y no estás suscrito a nuestro canal en Youtube, puedes hacerlo pulsando sobre la siguiente imagen:

 

¡¡¡ Hay muchos más !!!

Canal de Youtuve Revista de Ingeniería

¡¡¡ Muchas gracias !!!