fabricación rápida de hielo

 

¿Cómo puede ser que las nubes a gran altura, a una temperatura inferior a 0°C, estén compuestas de pequeñas gotas en vez de hielo? Bajo ciertas condiciones, los líquidos pueden permanecer en ese estado aún por debajo de su punto de congelación normal.

 

Este fenómeno, llamado sobreenfriamiento, y descubierto en 1724 por Daniel Gabriel Fahrenheit, hace referencia al momento en el que los líquidos se quedan atrapados en un estado metaestable, cuando el agua se encuentra bajo unas condiciones particulares de presión y temperatura.

 

UN LÍQUIDO QUE ES SÓLIDO

 

Nos han enseñado siempre que los tres estados de la materia son el sólido, el líquido y el gaseoso, pero existen estados que no se deciden entre dos.

 

En ocasiones, se dan líquidos que si se enfrían con el suficiente cuidado –manteniéndolas un largo tiempo sin mover y bajando la temperatura lentamente- pueden seguir siendo líquidos aunque estén por debajo de dicha temperatura (su temperatura de fusión).

 

Que descienda por debajo de cero grados es algo que, además, solo podrá lograrse con líquidos que no contengan impurezas que puedan provocar su proceso de cristalización y, por lo tanto, la congelación.

 

En este estado metaestable, cuando el agua presenta una estabilidad precaria, un poco de energía como, por ejemplo, agitar o golpear el recipiente puede producir un cambio repentino de estado. Con variaciones muy pequeñas en las condiciones puede sufrir una alteración.

 

El fenómeno sucede porque el agua está a un punto del congelamiento y con el golpe que se le aplica a la botella las burbujas producen un choque térmico, haciendo que el agua se congele.

 

Hay otras formas muy divertidas y visuales de ver sus efectos y es que, al verter el líquido de la botella este se congelará a medida que sale el agua.

 

SOBREENFRIAMIENTO EN LA NATURALEZA

 

Se puede dar sobreenfriamiento en el agua de lluvia -lluvia engelante-, lo que produce que esta se convierta en hielo nada mas que toca el suelo, los árboles o cualquier objeto. Se trata de un fenómeno metereológico muy raros en países cálidos como España pero que puede llegar a aparecer de vez en cuando en regiones más frías.

 

Sin necesidad de poner tu salud en riesgo de aparatos complicados, experimentos como este se pueden llevar a cabo en casa. Sólo debes tener en cuenta una serie de datos. Se ha llegado a conseguir agua pura sobreenfriada, en un recipiente limpio, a -42C. Sin embargo, cuando tiene impurezas, pueden formarse núcleos de hielo a más bajas temperaturas (entre 0 y -10C).

 

Una prueba que parece magia pero que, como decía Agatha Heterodyne, protagonista del comic Girl Genius: “cualquier magia lo suficientemente analizada es indistinguible de la ciencia”.

 

 

Fuente: El Confidencial