Básicamente, existen dos tipos de báscula, la electrónica o digital y la mecánica de muelles.

 

Las básculas electrónicas funcionan a través de unos transductores que están conectados a una placa metálica, la cual se estira o encoge, alterando así sus propiedades eléctricas, es decir, su conductividad. El transductor se encarga de registrar estas variaciones y de esta forma se calcula la cantidad de peso que ha producido ese cambio. Finalmente se convierten en datos digitales para que puedan ser registrados en su pantalla de cristal líquido.

 

En las básculas de muelles, para que tengan unas dimensiones reducidas, existe un sistema de palancas que absorben todo el peso y sólo transmiten al muelle una porción de éste. La elongación de este muelle se transmite a otro, llamado "muelle de cuerda", que es el que, a través de un sistema de cremallera, hace rotar la aguja del marcador de peso.

 

NOTA: Si te ha gustado nuestro vídeo, y no estás suscrito a nuestro canal en Youtube, puedes hacerlo pulsando sobre la siguiente imagen:

 

¡¡¡ Hay muchos más !!!

Canal de Youtuve Revista de Ingeniería

¡¡¡ Muchas gracias !!!